Etiquetas

, , , ,

kapunscinski

PR03_KAPU_141212_ROBERTO FUENTES

Entender a kapuscinski es tratar de entender el siglo XX. Nació en Polonia en 1932, por lo que ya desde niño tuvo que asumir los pesares de la guerra contra los nazis y más adelante el influjo de la URSS. Convivir desde tan pequeño con el miedo le ayudaría más adelante, sin duda, a poner en riesgo su vida por la misión del periodismo.

Estudió historia en la universidad de Varsovia, donde más tarde rechazaría dar clases. No le interesaba estudiar el pasado, sino vivir el presente, allá donde se estuviera escribiendo la historia. De esta filosofía de vida nace su afán por el periodismo, y más en concreto por viajar a los lugares donde las realidades son más complejas. Esto le llevará a recorrer el continente africano, donde se estaban produciendo revoluciones, golpes de estado y guerras civiles. kapuscinski pretendía ser testigo de todo esto. 

Beata NowackaBeata Nowacka, escritora y biógrafa de kapuscinski, ha explicado en la Universidad Miguel Hernández de forma muy clarificadora por qué se le considera uno de los grandes: “Sobrevivió a 30 revoluciones. Fue condenado cuatro veces a muerte, sufrió pobreza y tuvo la lepra”.  Llegó incluso a engañar a la Agencia Polaca de Prensa para la que trabajaba con el fin de poder ir al Congo, donde el ejército se había revelado contra Lumumba.

Ryszard kapuscinski convirtió el periodismo en literatura. Uno de sus libros más famosos es El Imperio, un testimonio realizado por él mismo sobre la antigua Unión soviética. Para ello se embarcó en cinco largos viajes hacia el interior de la URSS. En ellos pudo documentar de primera mano las condiciones de esclavitud en las que se trabajaba en las minas de carbón  de Vurkutá, o ver las miserias del sistema carcelario soviético, donde perdían la vida millones de personas.

 

Por esto y muchos más motivos, García Márquez lo describió como el periodista más grande del siglo XX. Conseguir alzarse en tal puesto no fue fácil, ni siquiera buscado. Es el reconocimiento a una actitud que ha mantenido siempre ante la profesión periodística. kapuscinski se quejaba de que el periodismo se había convertido en algo superfluo, y la información en una mera mercancía por la cual se optimizaban recursos. Ante esto, el periodista y escritor abogaba por un periodismo de proximidad, acercarse a los problemas de la gente; vivir y sentir lo mismo que ellos, para así más tarde poder contarlo.

Anuncios