Etiquetas

, , , , , ,

IMG_0575

Creadores de la campaña #Yomecomprometo

PR05_YOMECOMPROMETO_141212_MARTÍN GIL

En pleno siglo XXI cuando todos pensábamos que ya estábamos concienciados y que la sociedad había evolucionado, nos encontramos como la lacra de la violencia de género sigue latente. Es común toparse en los medios de comunicación, casi a diario, con noticias que abordan este tema. Frente a este bombardeo comunicacional siempre nace una dicotomía entre los espectadores, entre aquellos que abogan por no narrar noticias sobre dichos sucesos o por el contrario los que ven necesaria la concienciación a través de los mass media. Pero cabe destacar que la violencia de género es un problema que viene dado por un sistema patriarcal y bajo este marco se han adquirido ciertos valores difíciles de erradicar. En los que observamos el valor educacional adquirido desde niños cuando se definen ciertos juguetes normalmente de carácter bélico para que sean utilizados por varones, mientras que las muñecas solo son para niñas. A este concepto hay que añadir además los viejos roles del tipo “los niños no lloran” que imposibilita la expresión de sentimientos por parte de éstos y por tanto, se les educa de forma inconsciente bajo un prisma completamente machista.

En lo que compete a la comunicación apreciamos como todavía se siguen acuñando términos que parecían ya erradicados para tratar la violencia con conceptos erróneos del tipo: “violencia machista” (excluyendo la violencia, que aunque de forma minoritaria, realizan mujeres sobre hombres), “violencia domestica” (descartando la posibilidad de que el maltrato se haya realizado fuera de las cuatro paredes de su vivienda). Pero el término más preocupante que parecía que ya se había extinguido y que hemos podido volver a constatar en medios de la talla de El País es el de “crimen pasional”. Este fenómeno denota la falta de concienciación por parte de los medios de comunicación.

Por eso con el fin de concienciar a la sociedad y a los medios de comunicación, el pasado 24 de noviembre se lanzó una campaña llamada #yomecomprometo. Sus directores Rubén Ferrández y Ángel Gómez tuvieron la ocasión de presentar en la facultad de periodismo el trabajo realizado. El primer spot de esta campaña cuenta con la presencia de numerosos actores y gente del periodismo y persigue como fin reducir las muertes por violencia de género que se cometen cada año, donde en este año la cifra se establece en un total de 60 víctimas. Como carácter diferenciador con respecto a otros trabajos que se han llevado a cabo hasta ahora, es que #yomecomprometo invita con su hashtag a la participación ciudadana para que realmente se sientan parte del proyecto y de esta forma se logre concienciar de forma más efectiva. Aunque la estética del spot recuerda a otros realizados con anterioridad, podemos visionar un mensaje final con mucha fuerza que invita a la reflexión.

IMG_0595

Logo de la campaña de Rubén Ferrández

Es evidente que el problema de la violencia de género es un problema que abarca muchos frentes, que van desde la violencia psicológica, la violencia ejercida por los anuncios de publicidad cuando establecen unos roles y cánones de belleza que atentan contra la mujer, a las consecuencias psicológicas de los hijos que presencian los malos tratos. Por eso, en este caso el impacto visual del anuncio destaca en el aspecto de la violencia física, pero en lugar de caer en el convencionalismo de proyectos realizados con anterioridad, en este caso contemplamos un gran marco diferenciador y es que la publicación del spot irá acompañada de charlas y jornadas de reflexión tanto en centros docentes como en otros espacios públicos que lo soliciten. Y es que al fin y al cabo la única forma de erradicar esta barbarie es con la educación, porque el grado de emancipación de la mujer denota el grado de libertad de un estado.

Anuncios